Juan Carlos Mitjana: “En Europa se desprecia la experiencia”

 

Ni más ni menos que 27 temporadas en la ACB y 25 como internacional jalonan la trayectoria arbitral de uno de los colegiados más prestigiosos del panorama mundial. Sin embargo, además de su labor de juez en los partidos, Juan Carlos Mitjana (Barcelona, 1961), esconde otras habilidades dentro del mundo del baloncesto. Entrenador superior “me saqué el título con gente como Alfred Julbe o Pedro Martínez”, el hecho de sentirse técnico le ayuda en su día a día como árbitro. Presente en la Final a Cuatro de la reciente Euroliga, Juan Carlos Mitjana nos cuenta cómo han ido de la mano en su carrera el arbitraje y el entrenador que lleva dentro.

En los últimos años se ha producido un gran avance en España, dentro de los diferentes organismos que trabajan por el desarrollo del baloncesto, en lo referente a un mayor reconocimiento de la figura del árbitro. Una mayor profesionalización es lo que busca desde hace tiempo un colectivo que bien podría tener como referente a Juan Carlos Mitjana. Este barcelonés, todo un veterano dentro de la ACB, es uno de los únicos colegiados que puede presumir de estar dedicado de manera completa al baloncesto. A diferencia de otros, cuando su partido acaba él sigue vinculado a este deporte. Desde la Federación Catalana de Baloncesto y desde el Comité Técnico de la Euroliga, Mitjana desarrolla su labor día a día. Una vida dedicada al basket, donde ha cubierto todos los escenarios posibles.

El hecho de ser entrenador superior me ayuda mucho en mi trabajo. Durante los partidos, me da tiempo a analizar las realidades tácticas que presentan los equipos. Y ese análisis, a la vez que dirijo el encuentro, me sirve de mucho si un entrenador me quiere recriminar algo. Es útil porque a la hora de conversar puedes rebatirle sus argumentos con realidades tácticas, con equivocaciones que puede cometer él, haciéndole ver que quizá el fallo sea suyo y no tuyo”.

Esa realidad, la de ver el baloncesto desde el punto de vista del arbitraje y del entrenador, considera el barcelonés que es fundamental para crecer. “En líneas generales, hay que expandir el conocimiento. Cuanto más sepas de baloncesto, mejor, porque eso te da la posibilidad de comprender los contextos de un partido. Y no sólo hablo de arbitraje, sino de otros factores. Si el duelo está bonito y hay mucho contacto pero el partido no es violento, se deja seguir. Si ocurre que hay demasiada agresividad, se corta. En todas estas decisiones es bueno conocer ampliamente lo que es el baloncesto”.

¿Conecta mejor Mitjana con los entrenadores que otros árbitros? “Tengo empatía con ellos, pero principalmente porque son profesionales de esto. Y como he dicho, a la hora de discutir, si siempre se hace desde el respeto, podemos hablar de cosas técnicas y tácticas”. Un diálogo fomentado durante el partido, durante esos partidos que Mitjana también vivió como jugador. “Jugué en los Maristas de la Inmaculada. Entre ser árbitro, entrenador o jugador, me quedo con esto último. Son los auténticos protagonistas del juego. Yo, de todas formas, estoy feliz con mi trayectoria, que me ha permitido arbitrar finales de la Euroliga, Juegos Olímpicos, viajar mucho. Y estoy contento porque, siendo consciente de que la vida deportiva del árbitro es más larga que la del jugador, tampoco se ha de olvidar que llegar a altos niveles en el mundo del arbitraje es muy complicado. Debes valer y que te acompañen otros factores”.

Volvemos a su faceta de entrenador y comprobamos que efectivamente, es capaz de analizar los encuentros a la vez que los arbitra. “Es una suerte estar ahí abajo con el doble prisma. Puedes ver los movimientos de Pargo, los Pick & Roll de Diamantidis y Batiste...", comenta refiriéndose a la última Euroliga.

Centrado en el arbitraje, su labor como preparador es muy secundaria, pero productiva “Ayudo a jóvenes de categorías inferiores que lo solicitan, dentro de una asociación que trabaja con clubes con pocos recursos”.

En la cincuentena, Mitjana se ve con fuerzas y lanza un mensaje crítico. “En Europa se desprecia la experiencia. Hay demasiada manía de prejubilar. ¿Por qué se quiere acabar con la carrera de una persona cuando entra en una determinada edad? Si es válida, y con la edad las personas suelen ser más maduras, no entiendo las razones para prescindir de ella. Eso no pasa en Estados Unidos y deberíamos fijarnos. Aquí hemos visto multitud de entrenadores que a los 60-65 años siguen trabajando, con todo el camino recorrido a sus espaldas y sin ningún problema”. Por eso, seguirá en activo “Hasta que me dejen. En ACB eliminaron la norma de la edad, en FIBA Europe he terminado, pero a la vez esa realidad es contradictoria, porque países miembros de la propia FIBA han abolido esa norma de la edad. Hay que aunar criterios. En Euroliga estoy esperando a que me digan algo de si continúo".

Que Mitjana es capaz de hacer de todo no ha quedado duda. Nada del baloncesto parece resistírsele. “También fui profesor en el Curso Superior de Entrenadores en el apartado de Reglas Deportivas. Mi futuro lo veo dentro de la Gestión Deportiva. Mi trabajo fue, es y será el baloncesto".

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB