Un Campeonato de España de Selecciones desde dentro

emilioperez2020fbpa

Emilio Pérez Cuevas, seleccionador Cadete Femenino de la Federación de Baloncesto del Principado de Asturias, es un reconocido entrenador asturiano que ha pasado por diferentes categorías de formación hasta senior. Actualmente entrena al junior e infantil femeninos del Real Grupo Cultura Covadonga de Gijón, a la vez que lo compagina con su puesto de entrenador ayudante en el Círculo Gijón Baloncesto y Conocimiento de LEB Plata. Nos cuenta en primera persona su experiencia como entrenador de la selección cadete femenina para afrontar el campeonato de España 2020.

Lo primero reflejar el trastorno que para nosotros fue el cambio de categoría, principalmente porque la decisión se tomo a un mes vista del campeonato. No es lo mismo una preparación para jugar en especial que para jugar en preferente, los objetivos cambian y mucho.

Tras ese varapalo, sobre todo psicológico, tanto para mí como entrenador como para el resto de mi cuerpo técnico y para las jugadoras, el trabajo en la última parte de la preparación cambió.

Comenzamos el Campeonato con dos rivales que sobre el papel son fáciles, Ceuta y Melilla. Y digo sobre el papel, porque el total desconocimiento de ellos no me daba ni un ápice de confianza en que así fuese. Estos primeros partidos fueron una buena forma de meterse en el campeonato poco a poco, para así afrontar la segunda jornada del segundo día ya rodadas y con una mejor idea del objetivo real.

El rival de esta segunda jornada fue Aragón. Rival que ya conocíamos, competimos contra ellas, lo que nos ayudó a dar las directrices exactas de lo que teníamos que hacer en cada situación táctica del rival. Para asegurarnos de que la memoria no nos fallaba, hicimos un trabajo de scouting con video y se lo enseñamos a las jugadoras, apenas cinco minutos de video, más que suficiente para enseñarlas que queríamos hacer tanto ofensiva como defensivamente.

En la última jornada de grupos nos enfrentábamos a Cantabria, rival con el que jugamos dos partidos en la preparación, con una derrota muy abultada y una victoria por la mínima, el trabajo previo fue el mismo, pequeña charla con video antes de jugar y camino al pabellón.

Llegaba el momento más importante, las semifinales, nuestro rival Navarra. Habían empezado regular pero habían acabado la fase de grupo muy entonadas. Pero era otro rival que también conocíamos de los encuentros preparatorios, y sabíamos cuáles eran sus puntos fuertes y logramos ganar el partido.

Y llegó el gran día, la final que todos esperábamos. Teníamos que demostrar que debimos estar en especial, que ese cambio de normativa a un mes vista del campeonato sólo nos bajó la moral momentáneamente. Nos esperaba de nuevo Aragón, esta vez dolido por una derrota anterior contra nuestras chicas.

Partido muy duro, nos conocíamos y Aragón nos hizo mucho daño con su zona 2-3 y en momentos 4 y 1. Con el partido casi perdido tuvimos fe, creímos en el equipo, y medio salió la pizarra para anotar con la bocina el canastón que nos daba una vida extra. La primera prórroga fue de golpes directos, para casi un ko, pero se volvió a las tablas exhaustas. Sin nada más que corazón jugamos la segunda prórroga, pero un corazón tan grande como la unión de los 15 corazones del equipo.

Y todo esto para contaros que hicimos previamente. Para el cuerpo técnico de esta selección el trabajo más importante es la cohesión del equipo. Para esto realizamos durante toda la preparación diferentes dinámicas de grupo, con las que trabajamos diferentes aspectos como la confianza, mejora de la comunicación, resolución de conflictos... este trabajo no lo abandonamos ni siquiera durante el campeonato.

Tan importante como los aspectos psicológicos es el trato individualizado de cada jugadora, es fundamental. Cada uno de los tres entrenadores sabe llegar mejor a unas jugadoras que a otras. Así es más fácil repartir el trabajo, estando las 12 componentes del equipo al 100% con nosotros, por lo que cualquier cosa que les pidamos no dudan en ningún momento en realizarlo.

En lo deportivo el trabajo comenzó en Iscar, la concentración de verano a la que fuimos con 16 jóvenes con hambre de estar en la selección. Dadas las características físicas de las jugadoras en Asturias decidimos jugar con 4 abiertas y una interior, facilitando a todas desde el primer día un playbook de los conceptos a trabajar desde el 1x1 hasta el 5x5, muchas horas de conceptos de juego libre con nuestras normas, dando todas las armas posibles.

Tras la concentración comenzamos a entrenar en octubre cada domingo que pudiésemos, con el handicap de que tres jugadoras de las “fijas” están en clubs fuera de la región, por lo que el trabajo se fundamenta en un grupo de 15, que en realidad son 12. Un poco injusto, ya que de las 12 solo se quedan 9, pero todas entrenaron sabiendo lo que había y trabajaron como las que más.

A los torneos de preparación fuimos a jugar con esas 12, a excepción del último donde ya contábamos con toda la plantilla. En esa última fase empezamos con el trabajo táctico. Tres sistemas cortos y sencillos, que también trasladamos a las jugadoras vía telemática. De poco sirvió, porque las ultimas en incorporarse apenas hicieron un entrenamiento y medio.

Con esas pocas cosas y muchas ganas y corazón nos fuimos a Huelva. El resultado está ahí, Campeonas de Preferente, pero con la espina de no haber podido competir en especial.

Gracias a los/as componentes del equipo por hacerme disfrutar de lo que me gusta, el BALONCESTO.

selcadetefbpa2020 

ZONA DE ACCESO

Social Media

lineahorizontalv2

Colaboradores

febBA color horizontal ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal asepreb2019

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria fbclm2019 CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB