Moncho Fernández: “Cuando confeccionamos el equipo en verano tuvimos claro que por encima de todo queríamos personas”

En esta temporada 2010/11 es la tercera ocasión que Moncho Fernández acude a nuestra llamada. Los méritos son su mejor aval. En diciembre nos contó su formidable racha inicial, en febrero su éxito en la Copa Príncipe y ahora, el ascenso perseguido a la ACB con el Obradoiro.

Costó, porque tuvo que dar una vuelta más de la esperada. El deseo era ascender y si no podía ser directamente, premio que fue para el Murcia, habría que pasar por un duro play off, que luego no lo fue tanto (9-2 de balance).

Con el nivel humano y profesional de este equipo todo era más fácil. En la previa del play off hablamos de que había un camino para ir a la ACB y que debíamos tomarlo. Afrontamos el play off como un privilegio. Había muchos equipos que no lo podían disputar y nosotros lo íbamos a jugar y con ventaja de campo siempre. Había que dar la vuelta a la tortilla de una situación de disgusto para ver las ventajas”, nos comenta un Moncho ya de vacaciones, todavía en Galicia, pero con la mirada puesta en el sur, en las playas de allí. Mientras ese momento llega, sigue analizando el último mes, frenético, especial.

Contra Cáceres, en los cuartos de final,  sufrimos mucho en el primer partido. No sé si por perder el ascenso directo o por estar quince días sin competir. Nos costó volver a la competición. El equipo se liberó cuando vimos contra Cáceres  que éramos capaces de sufrir. La victoria en el cuarto partido, tras caer en el tercero, nos hizo ver que estaba en nuestras manos lograrlo. Pasar ronda nos hizo creer más en nuestras posibilidades”.

Todo aquello de que el equipo era veterano, que iba a llegar cansado al momento final, quedó en nada.

La pregunta que yo me hacía, cuando se hablaba de que era un equipo de una alta media de edad que podía sufrir en play offs, era ¿por qué creéis que han llegado a con esos años hasta aquí? Por una cuestión de higiene y salud deportiva.  Porque se han cuidado, se siguen cuidando y son muy buenos profesionales. Había algunos veteranos, pero teníamos también jugadores en su plenitud baloncestística. Esa edad clave de 27, 28 años”.

Y la plantilla al completo, remando en la misma dirección. Se buscaba calidad y no solo deportiva. Lo humano contaba cuando se pensó en el proyecto.

Hay un trabajo de verano detrás de todo. Cuando confeccionamos el equipo, tuvimos claro que queríamos, por encima de todo, personas. Y acertamos de pleno. Todos desde el primer momento pusieron lo mejor de ellos mismos para lograr el objetivo. Y no solo hablo de la competición, sino de cada entrenamiento, de cada día. Mis hombres, todos, repito, han sido ejemplares y eso es un ejemplo de su buena forma de ser, de su educación deportiva. Ha sido una suerte contar con ellos”.

Moncho sigue cumpliendo etapas como entrenador. Poco a poco. Él es feliz.

Cada día que pasa es el mejor momento de todos los entrenadores del mundo. Es una profesión en la que no cesas de aprender, todo te enriquece. Espero que sea mi mejor momento pero que sea peor que dentro de dos meses. Si todo va normal, seguiré en ACB con el equipo

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB