Paco García: “He visto otra realidad”

Paco García nos cuenta, de vuelta, su experiencia con la República Centroafricana

 

Asentado ya totalmente en Valladolid, con sus entrenamientos de mini basket por la tarde en el Colegio de Lourdes, algún máster futuro en mente y con el puesto de comentarista de los partidos de Blancos de Rueda para la radio, Paco García nos atiende por teléfono en un día de octubre donde por fin, parece que ha llegado el otoño. Efusivo, hablador, no parece la típica entrevista, porque no lo es. Desde el primer momento se trata de una charla, una prolongación de aquella que mantuvimos a finales de julio, embarcado ya en su proyecto de dirigir a la selección de República Centroafricana en el Afrobasket de Madagascar. Paco García obtuvo un meritorio sexto puesto con una selección que representa a uno de los 10 países más pobres de África. El tono de voz es diferente tres meses después. La experiencia inolvidable tiene la culpa. Se le ve encantado por todo lo vivido. Le dejamos que nos lo cuente.

¿Cómo fue el Afrobasket?

Creo que competimos al nivel que debíamos. Ganamos la posición que iba acorde con nuestro potencial. Ser sextos, con la ausencia de Romain Sato, que es un dios allí, en República Centroafricana, estuvo muy bien. Sato no vino, le esperamos hasta el último día pero aduciendo problemas con el Panathinaikos al final no apareció. Fue duro al principio porque es un referente para los jugadores de allí y perdieron un poco el ánimo. Pero salvo eso, el resto de cosas fueron muy bien. Ya te digo, igualamos la posición de 2009 sin nuestro buque insignia. Estoy satisfecho.

¿Cómo ha sido el trato con los jugadores, Federación…?

Increíble. Por muchas fotos o vídeos que te enseñe, hay que vivir esto para sentirlo como yo lo he hecho. La concentración en Lille, que es cuando hablé con vosotros en julio, fue sensacional. Después estuvimos cuatro días en República Centroafricana, en la capital, Bangui. El recibimiento de la gente fue increíble, con centenares de personas acompañando a la expedición desde el aeropuerto al hotel. Luego, en los entrenamientos, todo abarrotado de público. Es una gente feliz, son pobres sí, pero es que ellos viven así, no conocen otra cosa. Y muy hospitalarios y respetuosos. Todos los jugadores te presentaban a su familia. Además hay una cosa que se está perdiendo en España: la educación. Hablo de un plantel el mío muy profesional pero poco profesionalizado. Salvo alguna excepción como Mokongo o algún otro, la mayoría de mis hombres había pedido vacaciones para jugar con su país. El que juega en Suiza y trabaja en un banco y hace una pausa para vestir la camiseta de su nación…

Se te ve encantado de la experiencia

El respeto que podía tener para ir a entrenar al extranjero lo he perdido. Estoy abierto a cualquier posibilidad. ¡Es que me han tratado tan bien! La Federación ha sido cumplidora en los pagos. Fíjate, mi contrato incluía también jugar en los Juegos Africanos en septiembre, pero se renunció porque no íbamos a llegar a un equipo competitivo ya que mis jugadores debían volver a Europa. Pues esa parte del contrato también me la abonaron. Es un esfuerzo tremendo el que han hecho y estoy muy agradecido. Hablo de un país cuya capital tiene las calles sin asfaltar, donde solo el 30% de la gente tiene agua corriente, que no potable, donde el mejor pabellón, el mejor del país, tiene los tableros de madera y los marcadores como los que había aquí hace cuarenta años. He visto otra realidad y no me cierro puertas a nada. Quizá mi único problema es que me involucro demasiado en las cosas y luego me cuesta dejarlo, pero bendito problema.

(Se le nota quizá algo nostálgico por los recuerdos que tiene de un verano especial, pero Paco García parece más reforzado, en todo, que hace unos meses).

¿Desgránanos un poco más como fue el Afrobasket?

Madagascar, que es donde se disputó la competición, tiene una capital (Antananarivo) enorme, pero con demasiados contrastes. Todo eso impacta. Hay mucha pobreza y en una calle te encuentras 20 niños descalzos enfrente de una discoteca con miles de luces y de lujo. En lo que se refiere a la competición, como he dicho, estuvimos a un buen nivel. Ganamos en octavos a Egipto, competimos con a la postre campeona Túnez, pero en el cruce de cuartos nos medimos con Nigeria, que luego sería medalla de plata y que tiene gente como Umeh, Udoka. Muy complicado. A pesar de ello, a falta de tres minutos para el final íbamos arriba. Luego, en la semifinal del quinto al octavo, ganamos a Camerún y caímos con Senegal. Costa de Marfil, de Natxo Lezkano y de ayudante Alberto Codeso, fue cuarta. Hizo un gran trabajo también aunque se quedó sin medalla y sin preolímpico. Los técnicos españoles que estuvimos allí hicimos piña y nos ayudamos mucho. Iñaki Martín, Ángel Manzano, los citados de Costa de Marfil, José Ruiz…

Y después de todo esto ¿qué viene?

Como te he dicho, estoy esperando ofertas. Algún interés pudo haber en Francia, yo hablo ese idioma, pero cualquier cosa que salga, donde sea, la valoraré. He entrenado 26 temporadas consecutivas, amo este trabajo. He estado en LEB y en ACB mucho tiempo, pero para mí esos escenarios ya no son una prioridad. No me obsesiono, porque eso ya lo viví. Ya veremos qué pasa. En 2012, en el verano, hay un clasificatorio para el Afrobasket 2013…No es descabellado que acabe allí de nuevo.

 

Mariano Galindo

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB