Ray Santana, la cara modesta de los Panamericanos

Otro español más que triunfó en los Panamericanos

En los últimos días se ha estado hablando mucho de un español que triunfó en México al frente de la selección masculina absoluta. Esa plata en los XVI Juegos Panamericanos disputados en la ciudad azteca de Guadalajara fue un nuevo ejemplo de que con poco tiempo los entrenadores españoles se apañan para alcanzar el éxito. Tiempo no fue lo que le faltó a Ray Santana y sí todo lo demás. El entrenador tinerfeño fue la cara b, la parte desconocida de un expedición mexicana que acabó sus Juegos con dos medallas de dos posibles en el baloncesto. Porque si Valdeolmillos fue plata con los chicos, Santana igualmente subió al segundo escalón con las féminas. Si a Valdeolmillos le costó conquistar 20 años después una medalla de plata para México, lo de Santana fue una empresa todavía más ardua.

Decíamos que, a diferencia de Valdeolmillos, que tuvo que hacer una preparación de apenas dos semanas, Santana dispuso de algo más de tiempo. Conocedor ya de la selección femenina de México, con la que cumplía su segunda experiencia, tras haber estado en el Centrobasket (bronce), no le pillaron de sorpresa las formas de hacer las cosas mexicanas. “Siempre lo quieren todo de hoy para mañana”. Con una estancia de dos meses, incluidos los propios Panamericanos, de algo de margen es de lo único que dispuso en condiciones para afrontar los Juegos. “En México no hay campeonato profesional. Existe uno universitario, muy bien montado, pero que solo permite a las jugadoras estar hasta los 23 años”. Después, el desierto deportivo para la mayoría de ellas. “Algunas salen al extranjero, como Erika Gómez, que precisamente coincidió conmigo en el Vinaróz y que fue la que me comentó este trabajo. Pero son pocas”. Y eso es una merma clara y una dificultad añadida. “He tenido chicas que llevaban sin competir de verdad muchos meses”. Todos estos factores hacen más meritorio el hito de un hombre que ha dirigido a México a una medalla 36 años después de la última presea panamericana. Entre él y Valdeolmillos han devuelto la sonrisa al basket mexicano donde Modesto Robledo, uno de sus dirigentes dentro de unas marañas legales con distintas federaciones (lo que imposibilita un funcionamiento adecuado de este deporte) se puede colgar el mérito de haber confiado en esta pareja de entrenadores. “Me han cuidado muy bien en todos los sentidos”, afirma Santana.

España, de momento

Al igual que su colega Valdeolmillos, tras la plata Ray Santana tuvo ofertas para entrenar en la Liga profesional masculina. Pero las rechazó, aunque no se trata de algo definitivo a corto plazo. “Di mi palabra al Vinaróz, donde ahora soy Director Deportivo, y la quiero mantener. Ellos se portaron muy bien cuando me permitieron en marzo marcharme a mi primera estancia en México y voy a estar en este club hasta final de curso”. En su tiempo, el Vinaróz fue equipo de LF2 con Santana al frente. Pero la falta de patrocinadores, ya saben, arruinó el futuro del club, que tuvo que renunciar a su plaza. Ahora Santana vive allí cómodamente en la provincia de Castellón, con pequeñas escapadas a México. “Para un periódo no demasiado prolongado, México está bien. Yo no he tenido ningún problema en los cinco meses que, en distintas etapas, he estado allí. Pero la vida es muy diferente. De momento estaré aquí, en verano ya veremos”. Una dualidad que de momento no le ha ido mal al tinerfeño. El único pero, si es que hay que ponerlo, que México no estará en los Juegos Olímpicos, aunque dados los condicionantes, bastante ha hecho ya Ray.

 

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB