Txus Vidorreta:“Sabemos que no vamos a estar toda la temporada en la cima”

 

 

Son los vaivenes de la profesión y hay que aceptarlos como tal”. Txus Vidorreta (Bilbao, 1966) se refiere así a su situación hace poco más de un año, cuando se encontraba sin equipo tras un extensísimo y exitoso ciclo en Bilbao, donde condujo al equipo desde la LEB2 hasta la ACB. Una etapa que concluyó a principios de 2010 y que supuso gran parte de los éxitos que ahora cosecha el conjunto vasco. Vidorreta sentó las bases de un proyecto que hoy día se encuentra entre los mejores 16 equipos de Europa.  En noviembre de ese 2010, la destitución de Óscar Quintana en Alicante le dio la opción de hacerse cargo de un equipo moribundo, asfixiado en lo económico y en lo deportivo. Salvar al conjunto mediterráneo del descenso a la Oro era hacerlo también de una más que probable bajada a los infiernos. “Firmé por Alicante porque prefería eso que estar otros 10 meses parado en casa”. Ya saben, el eterno gusanillo del entrenador, la dificultad de vivir sin el día a día. Txus consiguió la permanencia con un grupo de jugadores de los que solo se mantienen tres para esta temporada y con los que vivió esa difícil situación que siempre traen los impagos. “Para afrontar este tipo de problemas, lo mejor es asumirlo y reconocerlo. Tristemente, no solo afecta al deporte. La economía está haciendo daño a todo el país. En lo que a mí respecta, cuando estábamos ahogados les dije a mis jugadores que la mejor forma de seguir reivindicándose era luchando y poniendo todo lo que tuvieran dentro”. Funcionó, porque el Alicante se salvó. El trabajo en lo deportivo estaba hecho. Luego vinieron los tiempos duros en los despachos, un verano en el alambre, la posibilidad de no salir en competición. Demasiados terrores que, de momento y con el nuevo curso, parecen aparcados. Cuando se produce y escribe esta entrevista, es 5 de enero de 2012, la Liga Endesa ha consumido su jornada número 14 y el Alicante es parte de la Historia. De la suya, por volver a la Copa del Rey tras 7 años, pero también de la máxima competición, pues es uno de lo 5 equipos que forman ese repóker de líderes, algo inédito hasta la fecha. Con un balance de 11 victorias (6 consecutivas) y solo 3 derrotas, el equipo conformado para sobrevivir, para no descender, ya está en la Copa e incluso puede llegar a la cita como cabeza de serie. Ahora se nos viene a la cabeza Porfirio Fisac y su Valladolid. Hace 12 meses, por estas fechas. Las cosas bonitas se repiten, para fortuna de todos.

 

Es una trayectoria inesperada y sí que es una sorpresa nuestra posición en la tabla. Compartir las cotas altas con los cuatro conjuntos que tienen acceso permanente a la Euroliga es algo tremendo. Pero también representa el premio a la constancia, al trabajo realizado para completar una plantilla a la que hubo que añadir ocho piezas. Estoy muy satisfecho con lo que estamos viviendo y debemos aprovechar las oportunidades. No vamos a llegar así a la jornada 34. Sabemos que no vamos a estar toda la temporada en la cima”. De momento, ahí siguen. Para aquellos que pensaron que sin Kyle Singler, una de las claves del gran arranque de curso, las cosas irían a peor, hay un dato: sin el ahora jugador del Real Madrid, el Alicante ha ganado los cuatro partidos que ha disputado desde su marcha. “Cuando Kyle se fue, cerramos filas. Había que dejar claro que sin él también éramos buenos. Y nos sirvió para mejorar en aspectos en los que éramos peores, en ser más intensos en algunas facetas. Por supuesto que notamos su baja, no tanto en los resultados como en el estilo de juego. Kyle era tremendo.”

 

Con la permanencia asegurada salvo catástrofe imposible, el reto de un club y una ciudad que a punto estuvo de quedarse sin basket es la Copa de Barcelona, en febrero, casi ya. “Puede pasar de todo. Es un partido y si ganas…”. Ambicioso pero realista, Vidorreta no le esconde la cara a lo que puede venir. “Va a ser un enero duro. Estamos empezando a tener alguna baja, como la de Rafa Luz; Ivanov, aunque no se vea en los números, arrastra complicaciones”. Cuanto más se alargue este sueño mejor será para un equipo que aunque, como hemos dicho, ha incorporado ocho nuevas caras, hereda la tendencia del curso pasado. “Nos encontramos en una línea magnífica. En los pagos estamos al día, de momento, y eso ayuda muchísimo”.

 

Vidorreta vuelve a encontrar la estabilidad, curiosamente, en una plaza donde había muchas papeletas para que ocurriese justo lo contrario. Bilbao fue su casa, su vida, allí nació y allí construyó esa impresionante carrera. Ahora, lejos de allí, el técnico vive una buena realidad. “Tanto el club como los jugadores y yo mismo hemos sufrido. Pero estoy muy feliz en la entidad y en la ciudad. Me siento muy bien tratado”. Tras doce años entrenando de forma consecutiva y con ese parón citado que le mantuvo fuera de los banquillos casi todo el 2010, a Vidorreta no le coge de nuevo el éxito que rezuma su plantilla. “Ya he vivido situaciones así. Lo que pasa es que en mi última fase en Bilbao, por cómo se produjo mi marcha, pareció que hubiera empeorado como entrenador. Pero no es así”. De aquel entrenador campeón de Europa Junior en 2004 con España, al de ahora, llamando a las puertas de la competición por excelencia, la Copa del Rey, han cambiado muchas cosas, se han mantenido otras. “Siento el basket de la misma forma. A nivel personal, eso sí, creo que soy menos visceral. El hecho de tener dos hijos me ha hecho dar importancia a las cosas cuando realmente la tienen y a hacer una escala de valores. Gracias a esto soy mejor entrenador. A eso y a los más de 200 partidos en ACB. Creo que eso deja un poso. Si bien es cierto que ahora intento ver algo de baloncesto de forma lúdica, sin tomar notas. Y lo consigo. En mi casa cuando era pequeño me empezó a gustar el baloncesto porque era diversión”.

 

Eso mismo ha llevado a una afición que merecía, tras tiempo de penurias, un viaje como el que está realizando. “Alicante me ha dado mucho. Devolver parte de esa aportación con los resultados que estamos obteniendo me llena de satisfacción. Esos sí, sin mis jugadores sería imposible. Siempre defenderé su trabajo”.

 

Mariano Galindo

Foto: ACB Photo/ Óscar Gimeno

 

 

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB