Alejandro Martínez: Baloncesto ofensivo como forma de vida

Tristemente, mi situación es atípica. Siempre es más fácil echar a uno que a diez”.  Alejandro Martínez, es, a su manera, un superviviente de los banquillos. El técnico del CB 1939 Canarias, ahora conocido como el Iberostar Canarias, cumple en el club su octava temporada consecutiva (5 en Oro y 3 en Plata). Un ejemplo de longevidad y de mejora curso tras curso. Porque él empezó  este viaje en 2004, en la entonces LEB 2 y lo sigue, a principios de 2012, como líder de la Oro, con el ascenso a la Liga Endesa como objetivo y con la Copa Príncipe, donde el Iberostar será anfitrión, a la vuelta de la esquina.

 

Perfecto conocedor de la división en la que habita, unos simples retazos sobre algunos rivales nos acercan la pasión y el dominio que tiene este tinerfeño sobre su trabajo. Le cogemos recién acabada la sesión preparatoria matutina y camino del Colegio Luther King, centro al que llegó en 1992, donde entrena Mini-Basket. “Los técnicos siempre tenemos que estar en primera línea de batalla”, nos apunta retomando el hilo inicial de la conversación. Y en esas trincheras él ha sabido aguantar casi una década, tiempo en el que “hemos crecido todas las temporadas”.

 

Después de una primera vuelta espectacular, tanto por el balance 14-3, como por el juego ofensivo realizado, que ha llevado a su equipo a ser una de las sensaciones del baloncesto europeo con una media de más de 90 puntos por duelo, Alejandro Martínez considera que el camino es larguísimo, que hasta abril queda demasiado y que van a suceder muchas cosas. “Ojala acabase la Liga ahora”. Si eso ocurriese, líder como es el Iberostar Canarias, Martínez y los suyos obtendrían en billete directo a la élite. “Hay cuatro o cinco equipos implicados en la primera plaza que en esta segunda vuelta nos lo van a poner muy difícil”. La Oro es una competición durísima, nada descubrimos, donde un equipo como el Grupo Iruña Navarra es capaz de dejar a los pupilos de Martínez en menos de 60 puntos en un encuentro. Ocurrió en el primer envite de la segunda vuelta, el pasado 8 de enero. Encima ante su público, una afición que se ha acostumbrado durante los primeros meses de competición al espectáculo. Más allá de este tropiezo, la solidez de los canarios queda, de momento, lejos de toda duda. “Apostamos por el baloncesto ofensivo porque la afición de La Laguna es muy fiel, siente muchísimo al equipo y queremos darle diversión. No menospreciamos otro tipo de juego, pero el de ataque nos está funcionando muy bien”. Tampoco les va mal en defensa, donde han pasado de ser de los peores equipos de la competición en épocas pasadas a estar entre los que menos puntos encajan en esta campaña. “Estamos realizando un buen trabajo defensivo”, apunta, para después lanzar una interesante reflexión. “Mucha gente no valora lo bonita que puede llegar a ser una defensa trabajada. El aficionado valora más y se divierte más con un 100-90 que con un 60-50 porque ve más espectáculo en ello. Y lo entiendo. Al final es eso, diversión. Por ello, a nosotros, si tenemos ventajas amplias, en algunas ocasiones concedemos intercambios de canastas”.

 

Para una ciudad pequeña como es La Laguna, tener un equipo tan representativo es un lujo. “Hay mucha tradición de baloncesto. Fíjate, yo soy de Santa Cruz, y entre ambas existe mucha rivalidad. Cuando llego aquí en 2004, yo ya había entrenado al Náutico, pero llevaba en el Luther King desde 1992. No pude rechazar la propuesta de una entidad histórica. Hemos ido a más desde que cogí las riendas y me siento satisfecho. Luego está el citado tema de la gente, que por la calle te da cariño y apoyo vayan bien o vayan mal las cosas. Están muy volcados”. Esta realidad podría cargar de responsabilidad a cualquier otro profesional, no a Martínez. “No es un presión extra. Nosotros estamos trabajando muy bien y yo solo soy una pata más de una mesa formada por otros elementos. La responsabilidad no hace falta que venga de fuera, ya no las ponemos nosotros. Somos muy exigentes”. En menos de un mes, el miércoles 1 de febrero, la Copa Príncipe ante el Ford Burgos. Primer título de la temporada y la posibilidad de alzar un trofeo, además de asegurarse la segunda posición en la Liga Regular siempre que se acabe la misma entre los cinco primeros, algo muy importante ante unos eventuales play offs. “Estamos muy ilusionados con esa cita. Será duro y no vaticino un partido bonito”. Si es así, no importa. Ya ha habido y habrá muchos más ecuentros para el disfrute. Y con Alejandro Martínez en la banda. Baloncesto ofensivo como forma de vida.

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB