Raúl Jiménez nos cuenta su experiencia en Hungría

Rául Jiménez lleva desde noviembre de 2011 en Hungría. Hablamos con él

Hungría es un lugar al que nuestra sección de baloncesto internacional no había llegado. Raúl Jiménez vive allí desde el pasado mes de noviembre, cuando se embarcó en un viaje hasta la ciudad de Debrecen (la segunda más importante del país húngaro tras Budapest) para hacerse cargo del modesto equipo de allí, que milita en la 1ª división. Otro entrenador nacional que miró más allá de España para proseguir su carrera en los banquillos.

 

El campeonato húngaro es un torneo algo peculiar, con diferentes escalas de equipos, algo frecuente en otras ligas, pero con normas como la de los extranjeros. Así, un equipo solo puede disponer de tres jugadores que no sean húngaros, independientemente de si son europeos, comunitarios, estadounidenses…La pregunta de siempre a nuestros entrenadores que deciden viajar tan lejos. ¿Cómo va a parar Raúl Jiménez a Hungría? Él mismo nos lo narra. “Fue en noviembre, tras un duro proceso de selección. Realmente me examinaron. Éramos 20 candidatos al puesto y se fueron haciendo cribas y nos mandaban hacer análisis de vídeos, llevar a cabo planificaciones. Ciertamente tuve que trabajarme el puesto. Nos puede parecer extraño pero es una forma justa de hacerlo” apunta este joven preparador, curtido en las canchas de la EBA y con un buen currículum como asistente. Cuando se produce esta conversación, su equipo lleva cuatro triunfos y Jiménez tiene claro que el objetivo ha de ser evitar el descenso. “Lo primordial es salvarse. Yo llegué aquí y el plantel tenía una sola victoria. Ahora estamos cerca de los play offs”.

 

A Raúl se le ve contento, y él mismo nos lo dice, porque se ha llevado una de esas alegrías que un entrenador bien sabe lo que representa. “Uno de mis jugadores ha sido convocado para la selección húngara” ¿A estas alturas de año partidos de combinados nacionales? nos preguntamos. “Sí, hay un All-Star donde juega un equipo de extranjeros contra la selección. Ahí entra mi jugador”. En un país que, sin un nivel altísimo de baloncesto, ha conseguido exportar a jugadores conocidos aquí como Peter Lorant o Adam Hanga “considerado el mejor de la nación”, según el propio Raúl, el Debrecen busca salir adelante. “Existen 4 o 5 clubs con un alto presupuesto que pueden tener el nivel de Oro e incluso pelearían por mantenerse en la ACB. Luego ya llega el sector de los modestos, donde nos encontramos nosotros. Tenemos un presupuesto humilde, pero son cumplidores y me dejan trabajar”. Porque trabajo es lo que no le falta a un técnico que confiesa “haber visto muy poco todavía de Hungría. Tengo muchísimo que hacer porque no solo me encargo del primero equipo sino también estoy metido con las categorías inferiores”.

 

De nuevo como primer entrenador, “me gusta ser asistente también” aclara, confiesa no haberse pensado ni un segundo la propuesta que le llegaba de tierras centroeuropeas. “¿Cómo me lo voy a pensar? El entrenador tiene que entrenar. Había tenido alguna oferta en España pero por una razón u otra no cuajó. Alguna no me convenció. Ser ayudante tiene su encanto pero según están las cosas no iba a ser fácil encontrar acomodo. No pienso en el futuro sino en seguir desarrollando mi labor. En la directiva me transmiten confianza en lo que hago” ¿Estás contento?, le preguntamos “¿Quién no lo va a estar teniendo trabajo con la que está cayendo? No soy Dusko Ivanovic pero me gusta el destino que tengo ahora”.

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB