Entrevista a Jordi Fernández, entrenador asistente de los Cleveland

Por John Vázquez y Alfonso Aramendia (Washington DC).

 

Jordi Fernández (Badalona, 1982) se incorporó al cuerpo técnico de los Cleveland Cavaliers en la temporada 2009-10, compartiendo así numerosas horas de entrenamiento, preparación y viajes con jugadores como Lebron James y Shaquille O’Neal. En esta su tercera temporada le recayó la responsabilidad de llevar la batuta al preparar en todos los aspectos los dos partidos que enfrentaron a los Cavaliers con Indiana y Washington. Nos sentamos con Jordi para conocer el universo NBA desde la perspectiva de los técnicos en el banquillo.

 

Jordi, ¿Nos podrías contar cómo aterrizaste en la NBA?

Llegué hace tres temporadas de la mano de Mike Brown, que está ahora en Los Angeles Lakers. Trabajé tres veranos seguidos en Las Vegas en una empresa que se llama Impact Basketball, y ahí hacía entrenamientos individuales a jugadores profesionales. Tuve la oportunidad de entrenar a Chauncey Billups, Kevin Garnett, así como a otros muchos jugadores universitarios y de NBA. Coincidí con Mike Brown, le gustó cómo trabajaba y me ofreció la oportunidad de incorporarme a los Cavaliers. Básicamente, estuve expuesto en el sitio adecuado en el momento adecuado.

¿Cómo es un día típico de Jordi Fernández con los Cavaliers?

Un día típico en temporada regular se diferencia por estar en casa o fuera, y en esta temporada actual es un factor aún más especial dada la gran cantidad de viajes. La verdad es que cuando se está en casa se gana en comodidad, pero et trabajo se desarrolla igual estemos donde estemos. Las tareas a realizar son mayoritariamente entrenamientos de equipo (donde se incluyen las sesiones de video colectivas y ejercicios en pista), el ‘shootaround’ o entrenamiento pre-partido (donde se prepara el partido en concreto), entrenamientos individuales (ya sean de los jugadores activos o de los que se están recuperando de lesiones para volver al nivel competitivo), preparación de los partidos (cada partido está preparado por un entrenador distinto que se encarga del estudio del rival, la preparación del informe y la presentación al equipo en el ‘shootaround’), y por último los videos individuales que cada uno de los jugadores visualiza antes del partido (montaje de imágenes del partido anterior con lo que se pretende reforzar decisiones/acciones positivas y corregir las malas ejecuciones o tomas de decisión). Todas estas son las tareas habituales de mi día a día; algunas de ellas desarrolladas en el despacho en Cleveland, en cualquier hotel, cancha de baloncesto o avión dependiendo del calendario.

 

¿Cómo fue la experiencia de dirigir esta temporada la preparación técnica de dos partidos (Indiana y Washington)?

Pues la experiencia supuso un paso más en mi aprendizaje. La responsabilidad de haber preparado dos partidos me muestra el ‘feedback’ que el primer entrenador siempre me ha dado por el trabajo realizado. De la manera que nosotros trabajamos, para preparar un partido se visualizan los 5 últimos partidos del equipo rival; con ello actualizamos el ‘playbook’ o libro de jugadas que tenemos de ese equipo en concreto. Una vez que hemos recogido todos los sistemas de juego que utiliza el equipo rival, se hace un montaje de estas jugadas en video para presentar al equipo; normalmente dos videos, uno más largo que se muestra después del ‘shootaround’,y otro más corto que se muestra en la charla pre-partido. A parte de esto, se montan dos videos más, uno para interiores y otro para jugadores exteriores; en ellos se muestran las tendencias individuales de cada jugador rival y se incide en movimientos o especialidades de cada uno de ellos. Después de la parte visual, se realiza un informe en papel que es distribuido entre todos los entrenadores y se ponen ideas en común en la reunión previa al ‘shootaround’, sobre todo a nivel de cómo defender cada una de las jugadas claves del equipo rival  o situaciones en concreto. Lo siguiente es el ‘shootaround’; antes de entrar en pista, se muestran los videos de interiores y exteriores en dos grupos. Posteriormente pasamos a la cancha donde realizamos un entrenamiento pre-partido con ejercicios específicos tanto de ataque como de defensa para la preparación del mismo; también un cierto volumen de ejercicios de tiro y se finaliza con el repaso de las jugadas del rival y cómo las vamos a defender liderado por el entrenador que ha preparado el partido. Por último, volvemos a la sala de video donde vemos el video de jugadas del equipo rival también presentado a los jugadores por el entrenador que ha preparado el partido.  La charla pre-partido y la presentación del segundo video son realizadas por el entrenador encargado del partido, que también atiende a la entrevista de televisión durante el descanso.

 

¿Cómo te encuentras profesionalmente dentro del club?

En los tres años que llevo aquí estoy muy contento con la organización, con el trato recibido, y con mi propio trabajo. Es verdad que por el hecho de ser europeo y haber crecido en otra cultura y ver el baloncesto de una manera diferente, no soy 100 por 100 igual a los otros entrenadores que probablemente hayan crecido con el baloncesto de aquí. Pero sí que he valorado que ellos hayan visto en mí algo diferente. Y yo he intentado trabajar para poder adaptarme, porque sí que es cierto que no se trabaja de la misma manera. Si algo hay que hacer es adaptarte y aportar lo mejor de ti para dar el máximo.

¿Cómo ha ido el desarrollo de esta temporada que contaba con un calendario reducido debido al cierre patronal?

La verdad es que la temporada ha pasado muy rápida. El ritmo de partidos ha sido trepidante. 66 partidos en cuatro meses ha sido una locura. Ha sido una experiencia distinta a mis dos primeros años. Ha sido nuevo para todo el mundo. Hemos tenido que adaptarnos en todo momento a entrenamientos, lesiones, número de partidos. No sólo los jugadores, sino nosotros los entrenadores también nos hemos visto obligados a aprender, a trabajar de una forma distinta.

¿Cómo han respondido los jugadores a las exigencias físicas de esta temporada?

Estamos muy contentos con el rendimiento del equipo. Evidentemente lo que no podemos olvidar en el baloncesto son las lesiones traumáticas: roturas, contusiones, que son inevitables. Pero a nivel de sobrecarga hemos notado que hemos tenido un rendimiento excelente, excepto por algunos jugadores que evidentemente, debido a la edad, es complicado que sus cuerpos, con tantos años de haber jugado, resistan una temporada tan dura. Pero en líneas generales creo que hemos hecho un buen trabajo.

¿Cómo encaran los Cavaliers el futuro?

Tenemos un proyecto a corto-medio plazo. Respecto al año anterior hemos mejorado en cuanto a talento. Hemos estado luchando por entrar en los play-offs hasta media temporada; con lo cual, en un grupo tan joven, creo que son los pasos a seguir. Y la verdad es que ahora, después de ‘trade deadline’, que adquirimos una nueva posición del ‘draft’, tenemos un futuro muy prometedor por delante.

Este verano tenemos cita olímpica, ¿cómo ves a la selección española?

Creo que la selección española es un grupo que ha venido demostrando a lo largo de los años que es aspirante a todo. Cuenta con un handicap que es la lesión de Ricky, que desafortunadamente no podrá estar ahí. Ahora hemos tenido la operación de Rudy,   esperemos que se recupere en breve. Aun así, creo que la unión del grupo y el hecho de que han estado mucho tiempo compartiendo campeonatos y títulos, hace que los podamos poner como serios candidatos a ganar.

¿Qué consejos tienes para los que estén en España y quieran seguir de alguna manera tu estela?

Yo no me considero ejemplo de nada, pero sí que tengo una opinión en cuanto al trabajar en el deporte de alto rendimiento; es un estilo de vida muy sacrificado debido a la inestabilidad, en mi caso muy lejos de mi familia y de mis amigos; pero por otro lado es un sueño hecho realidad y para mí el sacrificio se suple con la motivación para empezar un nuevo día. La verdad es que te tiene que gustar mucho para dedicarte al baloncesto, pero si es así merece mucho la pena.

Yo nunca había tenido el objetivo  concreto de trabajar en la NBA, pero si algo he tenido claro ha sido no dejar escapar ninguna oportunidad fuera donde fuese que me ligara al baloncesto. Las oportunidades no son fáciles de encontrar pero si no estás expuesto a ellas se hace mucho más complicado; en mi caso por ejemplo tuve suerte de coincidir con Mike Brown en las Vegas y que el decidiera darme la oportunidad; pero si no hubiera decidido ir a las Vegas durante tres temporadas en verano a trabajar para la empresa Impact Basketball pagándome yo el billete y perdiendo vacaciones, y anteriormente tener mis experiencias en Holanda , Noruega, Barcelona, Lleida y Oklahoma, seguro que nunca hubiera estado expuesto a esa oportunidad. Creo que cada uno puede crear su propio camino de una manera distinta y que las oportunidades están allí con mucho trabajo, experiencia y a su debido tiempo.

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB