Tim Shea: ¿Qué hay de nuevo amigo?

 

 

 

Resulta revitalizador tener una charla con Tim Shea (New York, 1949). A estas alturas, quien sepa un poco de baloncesto conoce la figura de un hombre que según sus propias palabras “se siente joven”, tras una vida de libro, de película.

Afincado en Lugo, después de una excelente trayectoria como entrenador en España, con episodios como aquel Ferrol mítico, Galicia es su casa, que abandona ahora durante dos meses para embarcarse en un viaje como miembro del staff técnico de la selección nigeriana masculina, que competirá en el Preolímpico de inicios de julio en Caracas. En juego, las últimas tres plazas para Londres 2012.

 

Cuesta creer que a Tim Shea, que nunca dejará atrás ese acento estadounidense que le hace tan suyo, le pille algo de nuevo. Pero el mundo es bastante grande y siempre hay cosas que se deben descubrir. Por ejemplo Nigeria, como selección y no como país “porque en ningún momento pisaremos esa tierra”. Es hora de preguntarle a Tim por qué se embarca en esta aventura.

 

Buena cuestión…Principalmente porque quiero entrenar. Voy con mucho respeto, a ver, a escuchar y a aprender. Allí está Ayo Bakari, que viene realizando un trabajo fenomenal. Él tiene una buena historia detrás. En Orlando, el año pasado, en la preparación para el Afrobasket, se encargaba de la selección femenina porque la masculina iba a llevarla John Lucas. Líos varios condujeron al final a que Bakari hiciese doblete y llevando a las dos absolutas consiguió excelentes resultados. Tan buenos que nos permiten estar ahora en el Preolímpico. Él tendrá la última palabra en todo, respeto su labor profundamente”.

 

Para Shea, que ha estado en decenas de vestuarios, que fue subcampeón de la NBA en 1999 con los New York Knicks como Director Internacional, convivir con el combinado nigeriano es algo que “me apetece hacer para acercarme a una cultura diferente y acumular experiencias”.

 

Él, que puede añadir Córea del Sur hace un tiempo como otra de esas paradas profesionales peculiares, vuelve a dar un giro de tuerca. No hay límites para Shea.

 

Años y años en Estados Unidos, media vida en España, toca conocer nuevas cosas ¿no?”, comenta divertido. Serán dos meses, desde mañana viernes 8 de junio que viaja a China, donde empezará la concentración, que luego le llevará a Texas, Brasil y finalmente a Caracas, para el torneo oficial Preolímpico.

 

Hay muchísimos jugadores nigerianos repartidos por el mundo y por eso, como cada continente tiene distintos calendarios, cuesta que siempre estén todos. Conozco muchos jugadores, llevo trabajando desde hace tiempo en ello, pero lo mejor va a ser cuando ya esté interactuando con ellos. Entonces dará inicio el trabajo de verdad”.

 

¿Hay posibilidades reales de que Nigeria esté entre los tres primeros del Preolímpico?

 

Somos un equipo potente, vamos a luchar y creo que tenemos opciones. Pero repito, hay obstáculos, como no tener a todos los que queremos. Me motiva seguir entrenando, disponer de ambición para afrontar cosas.  Un entrenador siempre lo es, siempre, esté en el lugar que esté. Además, va a ser mi primera competición de selecciones FIBA”.

 

Muchos alicientes para Shea, dispuesto a reengancharse a la adrenalina de los banquillos. ¿Por qué estuvo tanto tiempo lejos de ellos?

 

Cuestiones extradeportivas. Tienes que mirar por tu familia, por ti, por la estabilidad. Por eso acepté volver a New York y trabajar para los Knicks en la NBA. Es otro mundo, dejé de entrenar y desempeñé un cargo de Director Internacional”.

 

Preguntado sobre si no echa de menos aquellos días en la Gran Manzana, Shea responde tajante y entre carcajadas. “Echo de menos los cheques cada quince días”. No obstante, desmitifica cosas, admira otras. “Es un negocio, no te cuento nada nuevo. Está todo muy deshumanizado y a la gente le mueve el capital, que está bien, pero si eso no se convierte en el único motivo para hacer algo. Igualmente te digo que el trato al profesional es excelente y la NBA no te suele olvidar”.

 

Tras su paso con Nigeria, Shea desea estar a tope de energías. “Si alguien piensa que ya no valgo para entrenar porque tengo canas, está muy equivocado”, concluye, otra vez entre risas.

 

Mariano Galindo

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB