Alberto Miranda: Mejor, imposible

Apenas han pasado 48 horas de su primer partido oficial al frente del Perfumerías Avenida. Alberto Miranda está contento, animoso en la charla. No es para menos. En su debut como entrenador jefe del cuadro salmantino, el joven entrenador, nacido hace 35 años en la capital charra, conquistaba la Supercopa de España. Su víctima, el Uni Girona, en la puesta en escena de una temporada complicada para el baloncesto femenino, pero no exenta de interés. Reducida la Liga a 11 equipos, para Miranda se abre una nueva etapa, un futuro “interesante, porque en contra de lo que muchos piensan, creo que esta campaña y la siguiente van a ser muy provechosas para el basket femenino. Al haberse casi todas las mejores jugadoras nacionales fuera, ha llegado mucho talento joven y eso es estupendo. Hay que mirar más allá de la crisis”.

Al concluir el curso 2011/12, cuando Lucas Mondelo se marchó a China y cerró una exitosa trayectoria en el Perfumerías Avenida, que incluía una Euroliga y varios torneos nacionales, las cosas en el club se sucedieron de forma natural. Un hombre de la casa, que había estado de asistente del propio Mondelo y en etapas anteriores había desempeñado la misma labor con José Ignacio Hernández, era el elegido. Alberto Miranda ni dudó un segundo en aceptar “la propuesta del equipo de mi vida”, tras haberse movido también en los escenarios de la modesta Liga EBA. Este admirador de Aíto García Reneses encaraba el viaje de su carrera deportiva. Ni más ni menos que hacerse cargo de todo un campeón de Europa.

Ha sido sencillo. La idea es continuar con lo que se ha hecho anteriormente, aunque siempre un entrenador mete sus matices. En ese sentido, proseguiremos con la idea defensa fuerte y juego rápido en transición que aplicaba Mondelo. Me gusta la plantilla y he tenido la suerte de que cuando me ofrecieron el cargo el equipo estaba prácticamente cerrado”.

 

¿Suerte, Alberto?

Sí, lo de fichar es un proceso que desgasta muchísimo mentalmente y me quita de pensar y centrarme en preparar el juego en sí, las tácticas. Afortunadamente estoy en una entidad muy sólida y el equipo en su mayor parte lo confecciona la plantilla. No sé para otros técnicos pero para mí es una descarga que me confeccionen la plantilla. Eso sí, siempre con un punto de consulta donde yo pueda dar mi opinión”.

Como sea, lo que está claro es que Miranda dirige a un equipo al que ya antes de ganar la Supercopa de España (tercera consecutiva para el club),  se le había puesto la etiqueta de favorito a todo, por lo menos en las competiciones domésticas. “Mejor, imposible. No veo una forma más adecuada de iniciar la temporada que con un título así, cuya concepción ha mejorado últimamente. Hay que darle un valor, porque jugarlo significa que se ha tenido que ganar algo previamente”. No es el caso, en esta edición de la Supercopa, del Uni Girona, presente en el torneo por la triste desaparición del Ros Casares, vigente campeón de Liga. Incluso así, el mérito de las chicas de Anna Caula no está bajo duda.

Vale, aceptamos el papel de favoritos a todo”, prosigue Alberto Miranda en su reflexión, “pero eso no significa que por tener esa etiqueta no tengamos que trabajar. Al contrario”.

Foto: El Adelanto

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB