Entrevista a JM Gavaldá en Gigantes.com: "El nuevo convenio cumple bastante las expectativas"

Entrevista realizada por el redactor de Gigantes y Gigantes.com Carlos Velasco durante la celebración de la Global Conference.

El presidente de la Asociación Española de Entrenadores Españoles (AEEB) nos analiza la actualidad del colectivo después del último convenio firmado con la ACB.

¿Qué ha mejorado en el ámbito del entrenador profesional de la ACB desde el último convenio que se terminó de perfilar en la propia gala de presentación de la Liga Endesa en la sede de la compañía eléctrica en septiembre de 2011? Los técnicos han perdido unos 30.000 euros en el salario mínimo (de 150.000 a unos 120.000, aproximadamente un 20%) y han ganado en garantías de pago. En la primera parte de la entrevista con el presidente de la AEEB, le preguntamos por el nuevo convenio y por los retos del recién reelegido mandatario (por otros cuatro años).

Gigantes: No se ha difundido notablemente el nuevo convenio entre los entrenadores y GIGANTES quiere saber detalles. Según Luis Casimiro, por ejemplo, por lo que entiende de compañeros con los que habló “hay puntos buenos y otros en los que no están tan de acuerdo” 

Gavaldá: Un convenio regulador de aspectos laborales que cubre gente profesional pero de diferente ámbito porque hay situaciones de mayor envergadura que otras. Es difícil de diseñar. No soy el único artífice. Gente de nuestra comisión, en concreto nuestro vicepresidente y secretario general, Antonio Aberturas, y nuestro encargado de Relaciones Institucionales, Javier Anúa, han estado conmigo en esto. Ha sido laborioso porque había que renovar un convenio que databa del año 1991. Las partes han estado entregadas a buscar soluciones. Ha habido puntos difíciles y otros rápidos. Y como todo convenio laboral también regula la situación de los entrenadores respecto a la patronal. Había que revisar situaciones obsoletas porque el mundo laboral ha evolucionado de otra manera. En ese sentido, la garantía de una profesión tan sutil y volátil como la del entrenador tendrá la rotundidad que se merece, sabiendo que todo el mundo es prescindible pero los contratos están para cumplirlos. Por ello, cumple bastante las expectativas en ese marco.

Gi: En unos puntos los entrenadores habrán salido ganando y en otros habrán salido perdiendo. ¿Por ejemplo, en el salario las garantías son mayores?

Ga: En una negociación la jugada tiene que ser “ganas tú y gano yo”. Hemos intentado de solventar todos los puntos porque satisfacer a todo el mundo es complicado. Es evidente que con la que está cayendo estudiar la posibilidad de reducir costes existe. ¿En cuánto se impacta el esfuerzo? También hay que entender eso. No todos los entrenadores cobran el salario mínimo. Era un detalle que queríamos poner encima de la mesa. A cambio, queríamos garantías y se han establecido varios regímenes que prevalecerán al verse interrumpido su contrato. 

Gi: ¿La rebaja fue del 10% o mayor? 

Ga: El esfuerzo era interesante y las rebajas salariales en el mundo laboral están por encima del 10%. En nuestro caso hemos alcanzado una cifra alrededor del 20%. Es un esfuerzo considerable, voluntarioso y abnegado. Merecía reciprocidad después.

Gi: ¿En qué ha salido ganando exactamente el entrenador?

Ga: Estructuralmente ha salido mejorando en la adecuación a las leyes vigentes del mundo laboral. En segundo lugar, en la rapidez de ejecución en los problemas conflictos. Tercero, en el que el régimen de garantías es más claro, conciso y absoluto y por tanto más aplicable que anteriormente. En los momentos que hay dificultades la persona espera siempre seguridad, inmediatez y tranquilidad.

Gi: ¿Cuál es el sueño al que aspira Juan María Gavaldá en este próximo ciclo de cuatro años tras tu renovación en el cargo de presidente de la AEEB?

Ga: Me has de permitir que en el aspecto de regulación de la actividad de los entrenadores, te hable no precisamente del circuito profesional que ya está bastante salvaguardado, sino de la inmensa mayoría de entrenadores que están dedicándose a una actividad de gran impacto social y están olvidados del mundo laboral.Nuestro gran sueño en los próximos cuatro años es ratificar que entrenar sea un trabajo, pero no sólo a un equipo de elite, sino también entrenar al colegio 'tal' de la ciudad 'tal' con tu contrato, tus derechos y tus deberes. No hablo de grandes salarios, sino de ayudar a miles y miles de anónimos que se dedican con pasión y conocimiento a una faena impagable para que puedan estar detectados, ayudados y controlados como cualquier trabajador. Ése es nuestro gran reto.

Juan María Gavaldá: "No parece normal que el primer entrenador se sienta perjudicado en paralelismo con el resto de su banquillo"

Katsikaris ha sido el último perjudicado por la norma de la ACB que impide que los entrenadores de la Liga Endesa dirijan una selección nacional. Él ha hallado un salvoconducto: "No quiero violar ninguna norma. Cada año, el 30 de junio, romperé mi contrato con el Bilbao Basket antes de empezar a entrenar en Rusia. Después volveré y renovaré con mi club". La ACB ha entendido que puede tratarse de un fraude de ley. ¿Cómo valora el presidente de la AEEB este conflicto y otras prácticas en España?

Gigantes: En el número 1.408 de GIGANTES, @elcapitaenciam explicó que en Cataluña no se organizan cursos de entrenadores de segundo nivel “porque no existe un acuerdo con la Generalitat”. En Madrid, sí, y son abundantes. Hay disparidades en cada federación. ¿Desde la AEEB cómo se valora esto?

Gavaldá: Veamos. Yo soy arquitecto. Estudié la carrera en la universidad y luego me colegié oficialmente en el Colegio de Arquitectos, el cual ofrece formación post-universitaria. Nosotros entendemos la AEEB como un Colegio de entrenadores titulados. No cuestionamos si los entrenadores están bien o mal titulados, sino que tratamos de acompañarlos en su actividad. No hemos intervenido nunca como otras asociaciones, como la de fútbol que también imparte cursos. Nosotros por vocación creemos que nos compete una formación post-titulación y ahí sí estamos. Honestamente, conociendo el nivel de la FEB, ya que me acerco al Título Superior, puedo decir que está por encima de cualquier deporte de nuestro país en ese aspecto. Después, la AEEB es como un colegio de entrenadores que se dedica a la formación continua. Ojalá todo el mundo se esmere en que la certificación sea lo mejor posible porque la certificación dará pie a que el mundo laboral encuentre al entrenador mejor cualificado.

Gi: Vamos ahora con el tema más interesante y polémico: el ‘caso Katsikaris’. Consiste en que un primer entrenador con contrato en vigor en la Liga Endesa puede romper su contrato con su club en junio, integrarse en una selección y en septiembre refirmar con el mismo club. Así evita la norma de incompatibilidad club-selección que promovió la ACB en 2001 y en la que la AEEB no tuvo nada que ver en su momento. ¿Qué opinión te merece todo esto?

Ga: Voy a dar varios mensajes. El primero, en los debates internos que hemos tenido como colectivo de entrenadores profesionales no ha imperado la idea de liberalización, sino la idea de que lo ideal sería que los cargos importantes estuviesen repartidos, si bien en otros ámbitos como en la medicina hay médicos que son eminencias y que trabajan en EE.UU. y en universidades españolas, por ejemplo. A los grandes les busca mucha gente con lo cual no es una cuestión intrínseca del entrenador.

Gi: ¿En este sentido en España hay muchos grandes? ¿Habría que repartir mejor el pastel?

Ga: Claro. Habría que repartirlo mejor y luego entender que para preservar las necesidades de todo el mundo al final es complicado encontrar un consenso unilateral o global. Pero todo el mundo se debería poner en la piel de la situación general. Después, hemos expuesto a la ACB un tema que luego ha llevado a su consenso asambleario. Nosotros no planteamos doblar o romper una decisión asamblearia porque no es nuestro cometido, pero sí sabe mal, y ante eso lucharemos, una situación desventajosa de una persona que está sentada en el banquillo. El segundo entrenador, el tercer entrenador, el delegado, el médico, los fisios y los jugadores sí pueden hacen comprometerse con las selecciones que les toquen o les llamen… Y el primer entrenador, no. No soy un experto en Derecho Constitucional pero parece que esa situación está a pierna rotaConvendría actualizarla. Es lo que hemos propuesto a la ACB. ‘Oigan, revísenselo, redacten la norma como quieran, pero que no sea tan peyorativa en tanto en cuanto unos sí y otros no’. Además, esto se regula como el mercado laboral. Un presidente me contrata, yo soy el entrenador contratado, el club pertenece una asamblea y se decide en la asamblea que en el contrato entre el presidente y el entrenador contratado se estipulen las condiciones laborales de ese contrato y allí se diga en la asamblea si sí se puede o si no, bipolarmente. Ante esa situación no creo que se necesite una norma generalizada.

Gi: Como casi siempre, parece que “hecha la ley, hecha la trampa”. Esa norma se puede rodear. Otra cuestión es que la norma deba o no existir.

Ga: Claro. Sorprende que esa norma al final provoque aristas y roces cuando posiblemente redactada con el espíritu laboral que estoy diciendo, si hiciese falta se puede llegar a la misma conclusión. El presidente podría decir al entrenador ‘oiga, quiero en verano vayas a descansar y veas jugadores o vayas a grandes foros de entrenadores para que mejores’. El objetivo es que al final sea el presidente y el entrenador los que decidan lo que se quiera hacer o no para que al final no haya aristas raras, interpretaciones, criterios, amenazas… Todo eso sobra. El baloncesto de hoy en día tiene cuestiones mucho más importantes y más difíciles de solucionar. Con sentido común y buena voluntad se encontrarían acuerdos sin perjudicar a nadie. A lo mejor soy muy ingenuo. No parece normal que una persona que está sentada en el banquillo se sienta perjudicada en paralelismo con el resto del banquillo. Nuestra posición es clara. Primero, repartamos los puestos de trabajo. Segundo, si a los mejores les quieren, regulemos que, si el entrenador está contratado por alguien, decida el que contrata si le deja o no le deja ir. A lo mejor es demasiado simple.

 

Foto: Alberto Nevado

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB