Raúl Jiménez: De Hungría a Eslovaquia

En la Eslovaquia Occidental, en Prievidza, una localidad de apenas 50.000 habitantes, Raúl Jiménez ha vuelto a encontrar acomodo en los banquillos.

En la Eslovaquia Occidental, en Prievidza, una localidad de apenas 50.000 habitantes, Raúl Jiménez ha vuelto a encontrar acomodo en los banquillos. Vida laboral en el centro de Europa, así se podría resumir las últimas andanzas de un entrenador que decidió, como tantos, emigrar y salió de España en busca de un papel de protagonista, de ser primera espada en un equipo. Lo consiguió en Hungría y ahora en Eslovaquia sigue ese camino trazado. En una competición de nueve equipos, muy intensa a su parecer, el Prievidza de Jiménez habita cómodamente en el medio de la tabla. Pero será mejor que el propio protagonista, como hace un año nos narraba desde Hungría, nos cuente cómo es todo por allí.

¿Qué es lo que más destacas de la competición en la que entrenas?

Lo primero que llama la atención de la Extraliga es su exigente ritmo ya que, aunque sólo hay 9 equipos participantes, se juegan cuatro rondas, habiendo muy pocas semanas durante la temporada con un sólo partido. En el resto se juegan dos partidos, generalmente en miércoles y sábado/domingo. Los playoffs se juegan a cinco partidos cuartos y semifinal, y a siete la final.

¿Cómo es el ritmo de trabajo?

Para el entrenador, en lo referente a la preparación de partidos, así como a la planificación de la carga técnico - táctica o física, el nivel de trabajo es parecido al que pueda experimentar un equipo que participe en competiciones europeas, salvo en los viajes, que por la extensión del país, evidentemente, son mas livianos. Suelo comentar con mi cuerpo técnico que nuestro objetivo debe ser trabajar al menos un nivel por encima del que estamos. Queremos ser un equipo de nivel "Eurochallenge", al menos en preparación, entrenamiento, seriedad... Puedo decir que en mi cuerpo técnico, a nivel puramente de baloncesto, cuento con un entrenador ayudante y un encargado de vídeo, lo cual es siempre importante.

Por otro lado, se permiten hasta ocho jugadores extranjeros, y eso hace que los cambios estén a la orden del día. La mayoría de estos jugadores "internacionales" son americanos, pero también hay bastantes procedentes de la ex-yugoslavia y algún otro europeo. Es posible que un equipo cambie por completo en cuestión de semanas, por lo que siempre hay que estar preparado para enfrentarte a formas de juego que pueden variar con la llegada de jugadores de características diferentes.

¿Cómo es el baloncesto eslovaco?

Si hablamos del nivel de la competición, podría decir que hay un equipo muy por encima de los demás, Levice, que participa a la vez en la liga Checa, para lo cual cuenta con una plantilla mucho más larga, y un presupuesto mucho mayor. Al margen de este equipo, como he dicho, las tornas pueden cambiar de una ronda a otra debido a esos cambios de jugadores, y añadiría que también de entrenadores, ya que en lo que llevamos de temporada ha habido hasta seis cambios de entrenador ¡más del 65%!

¿Cuáles son las claves de tu labor allí?

Al igual que mi experiencia de la temporada anterior en Hungría, entiendo que parte de mi trabajo aquí es ayudar a la organización a crecer, siempre a partir de sugerencias más que de imposiciones, si bien esos cambios sólo se podrán apreciar más a largo plazo. De cualquier forma, la capacidad de adaptación y cierto nivel de tolerancia con el club, me parecen fundamentales para poder trabajar profesionalmente en nuestro deporte. Es imposible cambiar todo, y me parece muy importante respetar el trabajo que han hecho aquellos que han estado en tu club, y en tu puesto, antes que tú.

¿Contento con la marcha del equipo?

Lo cierto es el trabajo del día a día, la preparación de la semana, de las sesiones de entrenamiento, de los partidos, me hace abstraerme de cualquier otro problema. A pesar de algunas cuestiones por mejorar, tengo la suerte de estar de nuevo en una primera división europea, y además tengo un grupo de jugadores que están aceptando perfectamente una carga muy alta de trabajo, y han "comprado" desde el primer momento lo que les he ofrecido. Creo que si encontramos la estabilidad necesaria (nuestro principal problema ha sido perder a varios titulares por problemas de permisos de trabajo, algo habitual debido en parte a la durísima legislación del país) estaremos en una buena posición para afrontar los playoff. De momento, hemos pasado de la última plaza cuando llegué, y un 0-3, a la quinta, con un balance de 7 victorias y 4 derrotas, ganando en la última jornada al segundo clasificado en su cancha.

Viviste en Hungría, ahora en Eslovaquia. ¿Cómo es todo aquello por allí?

La calidad de vida en Prievidza, y la sensación que tengo en general de todo el país, es muy similar a la que se puede encontrar en otros lugares de Europa; la globalización es imparable, claro. El clima, fresco tirando a muy fresco ahora en estos días

¿Se reconoce la figura del entrenador?

Mira, me sigue llamando la atención que, aunque me dicen que declina últimamente, el respeto por la figura del entrenador, por ejemplo de los niños más pequeños, es muy alto, y es normal ver a niños en todos los deportes dirigirse al suyo utilizando la expresión "pan trener" (señor entrenador) Como anécdota, en la primera reunión con mi ayudante (ex-jugador, formándose como entrenador, lo cual, a nivel oficial, no es tan sencillo en Eslovaquia como en España) su primera pregunta fue cómo debía dirigirse a mi, si por mi nombre, o si yo quería que me llamase "señor..."

 

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB