Editorial Revista Clinic nº 94

Siempre que se acaba un año, aparecen análisis, reflexiones y resúmenes de lo que ese año que se va ha dejado tras de sí. Pero, paralelamente, aparece otra vía que explora las visiones y misiones que se avecinan con el nuevo año. La podríamos llamar transición.

Nosotros los entrenadores sabemos mucho de transiciones. Las usamos como elemento táctico de forma permanente y constante. Hacia delante y hacia atrás.

Unas son de ataque. Potentes , directas, ambiciosas, sorpresivas y productivas. Nada de correr a lo loco. Medido, pero veloz. Sobre todo efectivas. Otras son defensivas. Protectoras, esforzadas, en desventaja, organizadas y a veces infractoras. Es el juego. Se deben camuflar las debilidades.

La transición del 2013 al 2014 debe iniciarse reconociendo que salimos de un año de pérdida personal y del colectivo. Se fue Manel Comas. Uno de los nuestros. Uno de los grandes. Posiblemente de los mejores cinco entrenadores de nuestra historia. Todo pasión, generosidad, sabiduría, inteligencia y entrega. Irreparable pérdida en la plenitud de su capacidad de transmisión de conocimientos. Deberemos pensar en una transición.

Otro aspecto importante es el crecimiento de nuestro baloncesto, en referencia a las competiciones nacionales e internacionales de nuestras chicas y chicos. Especialmente este año es el de ellas. Ningún país europeo, en la historia reciente del baloncesto, puede presentar un palmarés de este tipo. Va por ustedes jugadoras. Vimos las representaciones femeninas en los Juegos Olímpicos de Londres, en diferentes deportes, cómo condujeron la nave de nuestras medallas. Pero lo de las chicas del baloncesto en este verano, las Seniors, U20, U18 y U16, es emocionante, apasionante e ilusionante. Pero no fallemos ahora. Lancemos la transición para el próximo año.

En nuestra competición profesional se centran los aspectos más determinantes, si hablamos de transición. La ACB está inmersa desde la marcha, antes del verano, del Director General, Albert Agustí  en una transición que afecta a todo el baloncesto nacional. Los pasos deben ser firmes, ambiciosos, equilibrados, colectivos y solidarios. Y no retardarse. Transición muy difícil.

El camino recorrido, recorriéndose y a recorrer hacia la Copa del Mundo 2014, plantea la transición de todos nosotros hacia el gran acontecimiento del año que viene. Las expectativas nacionales e internacionales son tremendas. Desde lo organizativo a lo deportivo. La gran complejidad en la preparación de este evento se supera con la magnífica implicación de todo el país. La gente del baloncesto, de la administración y del empresariado, volcados en que sea la mejor Copa del Mundo nunca organizada. En lo deportivo, habrá que ir afinando a medida que se acerquen las fechas, pero nuestro seleccionador Juan Orenga tiene las ideas y el apoyo necesario para ganar. Por cierto que con otros grandes entrenadores españoles dirigiendo a selecciones de otros países. Transición sin parar el juego.

Por lo que respecta a la AEEB, nuestros esfuerzos seguirán en tres aspectos fundamentales: fortalecer la presencia de los entrenadores de formación en el mundo laboral del deporte; generar los vínculos posibles con las universidades y proponer nuevas alternativas nacionales e internacionales para la formación continua de todos vosotros. Transición que viene de este año y que seguirá intensamente durante el próximo. Estad atentos y acompañadnos.

 

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB