Los entrenadores anónimos (Editorial revista CLINIC 95)

El gran nivel de los entrenadores de baloncesto españoles está marcando las pautas en muchos aspectos. Tal vez el más visible es aquel que hace referencia a la internacionalización de muchos de ellos, recorriendo geografías de otros países, abordando los cinco continentes, dejando marcada la impronta de su buen hacer y sobre todo permitiendo crecer a otros baloncestos. Tenemos nombres propios que demuestran la calidad allí donde les llaman.

Sin embargo, me gustaría indicar y resaltar algo que creo es muy importante: el valor técnico, táctico y formativo que demuestran, día tras día, miles de entrenadores anónimos en nuestro país. Su capacidad de trabajo y de desarrollo de sus conocimientos, construyendo jugadores y jugadoras, aportándoles valor añadido a su formación personal, creando las bases para que se incorporen a la sociedad con grandes cualidades y, en algunos casos, encaminándoles hacia un camino difícil y severo como es el deporte de alta competición. Sin todos estos entrenadores anónimos no sería posible el éxito que nuestro baloncesto ha mostrado internacionalmente.

La preguntas claves son: ¿en qué se les puede ayudar?, ¿qué aportación podemos hacer los demás, personal e institucionalmente?, ¿cómo se les puede animar a que sigan empleando su tiempo en enseñar el juego?, ¿cómo reconocer y amparar su actividad?

Debemos centrarnos en tres aspectos: formación, reconocimiento de la actividad que realizan y asimilación dentro de un contexto laboral legal.

Para lo primero, su formación, nada mejor que seguirles indicando las dos vías esenciales: la titulación y el aprendizaje continuo. Titulación desde el marco adecuado y en los distintos niveles existentes (I, II y III). El seguir aprendiendo, desde las actividades que existen (clinics, seminarios, visitas a entrenamientos, publicaciones, viajes, intercambios, programas internacionales...). En la AEEB tenéis opciones variadas en cada caso.

En lo segundo, reconocimiento de su actividad, pasa por estar certificados con un título y difundir la importancia social, educativa y deportiva que están realizando con extrema generosidad y pasión. Para ello, desde la AEEB, debemos tener la conexión con todos vosotros para poder dar a conocer lo que hacéis, cómo lo hacéis y sobre todo por qué lo hacéis. Solo así será posible.

Lo tercero, la adhesión al mundo laboral, es factible si, apoyando y colaborando con el esfuerzo que hacen los clubes y las entidades deportivas, se encuentran los términos legales que no dañen la estructura deportiva del país, poniendo todos de su parte para que se consiga algo imprescindible en la realidad social: que todos aquellos que contribuyen a la formación y desarrollo de nuestros niños y jóvenes, deben estar asimilados, con garantías, en el mundo laboral. La responsabilidad que llevan sobre sus espaldas así lo reclama. El CNED (Consejo Nacional de Entrenadores Deportivos), donde está incluida la AEEB, está trabajando en todo ello, conjuntamente con los organismos políticos responsables, para aportar las soluciones precisas, en beneficio de todos.

 

Juan María Gavaldá

Presidente AEEB

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB