ADOLFO CARDETE. La Importancia de Tener un Buen Maestro

CURRICULUM

Adolfo Cardete del Olmo

  • Socio AEEB
  • Entrenador Superior de Baloncesto y Técnico Deportivo Superior en Baloncesto
  • Director Técnico y Coordinador de Cantera en el CB Perales (Getafe)
  • Director Técnico y Coordinador en el International Montessori School Parque Conde Orgaz
  • 1ª Nacional Masculina (Juventud Madrid)
  • 1ª Nacional Femenina (Ofigevi – Colegio Aristos)
  • Liga Autonómica Masculina (Aristos CD)
  • Liga Autonómica Femenina (Colonia Ofigevi)
  • Liga Universitaria
  • Liga EBA (C.B Universidad de Alcalá)

adolfocardete

 

ARTICULO

Adolfo Cardete. La Importancia de Tener un Buen Maestro Clica en la imagen para ampliarla

Tras mi anterior artículo sobre los entrenadores de formación, y como continuación al mismo, voy a intentar aportar mi punto de vista sobre lo que los entrenadores podemos y debemos transmitir a nuestros jugadores y compañeros tanto de las reglas del juego, la táctica y la técnica como los valores que deben reinar en el mismo. Todo eso es para mí, BA-LON-CES-TO, sino somos capaces de enseñar TODO eso, solo estaríamos hablando en el mejor de los casos de baloncesto, pero no de ese compendio, de ese TODO que hace que esa palabra sea mágica y sirva para muchas más cosas que saber botar el balón, defender una penetración, o sacar un contraataque.

La verdad es que, a lo largo de todos estos años, he tenido la suerte de poder transmitir mi modesto saber y conocimiento del BA-LON-CES-TO a varios cientos de jugadores y entrenadores, algunos de ellos decidieron ser mis “padawan”, si me permite la licencia del universo Star Wars, o en castellano puro y duro mis aprendices. La mayoría lograron quedarse en el lado de la luz, aunque algunos se fueron al lado oscuro, al ser seducidos por las ganas de notoriedad, los resultados rápidos y sin esfuerzo, etc. Me queda la esperanza de que al igual que Darth Vader, aunque sea al final de sus días, vuelvan a la luz y elijan el camino que por lo menos a mí me parece correcto. Tras esta introducción tan peliculera, se esconden muchas de las cosas que dan sentido al BA-LON-CES-TO y su enseñanza, no solo como maestros de técnica y táctica sino como maestros y portadores de valores.

El título de este artículo lo he tomado prestado de uno de esos ayudantes que una vez hace muchos, muchos años escribió un artículo sobre mí para agradecerme todo lo que le había enseñado del BA-LON-CES-TO y como le había servido en su vida. En dicho artículo rememoraba sus comienzos como aprendiz de entrenador, tras haber sido jugador en uno de mis equipos y haberle pedido que me ayudara como entrenador ayudante de otro. En el mismo recordaba esos comienzos y enseñanzas y explicaba cómo era él, el que ahora los usaba para seguir enseñando desde su puesto de responsable de un club, pero sobre todo me dio las claves de lo que debía ser un buen maestro, y que es lo que debía enseñar, cito textualmente “aprendí a ser entrenador ayudante, a ser un entrenador dialogante sin perder la autoridad, pero sobre todo aprendí lo que significa “apadrinar” a alguien; él me protegió deportivamente e incluso en situaciones personales muy complicadas………”.

Está claro que cuando enseñamos a alguien hemos de ser pacientes, y no tener prisa, los resultados son consecuencia del trabajo, esfuerzo y el sacrificio, y desde luego hemos de estar atentos a lo que nos demandan nuestros jugadores o compañeros (me refiero como compañeros a nuestros ayudantes pues, aunque no tengan los conocimientos o la misma titulación que nosotros, hemos de tratarles con el respeto que se merecen, y para mí son tan entrenadores como nosotros). Hemos de saber escuchar e interpretar lo que nuestros jugadores y compañeros nos están transmitiendo, ya sea verbalmente o a través de esa gestualidad corporal que tanta importancia tiene, muchas veces no hace falta que nos verbalicen algo, sólo con ver como se mueven nos dicen que les pasa algo, en esos momentos un buen maestro, un buen entrenador ha de saber acercarse y preguntar ¿qué tal estas?, ¿te pasa algo?, ¿algún problema?, ¿cómo van los exámenes? No tenemos la obligación de preguntar por compromiso, sino porque realmente nos ha de importar ese jugador o compañero, y muchas veces el interés que mostramos es suficiente para despejar la mente del que no tiene un buen día. Yo siempre me intereso por la situación personal de mis jugadores y compañeros, saber que estudian, si tiene hermanos, relaciones personales, muchas veces te facilita la interpretación de su gestualidad sobre todo en época de exámenes o de fechas señaladas. Muchas veces les puedes recomendar un libro que leer o una película que ver, porque los conoces y estás seguro que les aportará algo cuando lo necesitan.

También es muy importante hacer partícipes a nuestros discípulos en la toma de decisiones, yo siempre les pido que me den opciones antes, durante y después de los partidos, muchas veces incluso digo “opciones kowalski” durante el partido para romper el bloqueo mental y que sea divertido el camino común y no un muro infranqueable. Desde luego hay que tener en cuenta sus opciones y opiniones, no hay que hacer siempre lo que nos dicen, pero cuando tengamos un momento hay que explicarles el motivo por el que no se podía hacer lo planteado y en qué situación es adecuado hacerlo, etc. Es la manera de que aprendan contigo, no imponer, sino compartir y explicar. Si les pides un quinteto o que te proponga un cambio y luego no lo haces y no le explicas el motivo, su confianza en su trabajo mermará y se debilitará como un cubito de hielo fuera de la nevera, no será de golpe, pero poco a poco los perderemos. Sin embargo, si escuchas, razonas y sobre todo explicas y das tu punto de vista estás haciéndoles partícipes y sobre todo haciéndoles pensar. Los jugadores han de percibir que los entrenadores ayudantes también son entrenadores y que han de respetarlos al igual que el entrenador principal. Si les das voz en los entrenamientos, proponen y dirigen parte del entrenamiento y tiene poder de decisión nadie, ni ellos mismos dudaran de lo que se está haciendo. Con mis “padawan” siempre he actuado así, incluso cuando la diferencia de edad era grande; mi último ayudante era una jugadora de 13 años ( formamos tándem 5 temporadas), al principio fue complicado por la diferencia de edad, ideas, mentalidad, pero poco a poco fuimos encontrando el equilibrio y madurando como entrenadores, y al final ella estaba súper preparada para llevar ese o cualquier otro equipo, tanto que los partidos que hizo ella sola supo sacar el máximo rendimiento al equipo, un equipo infantil masculino por cierto, y los jugadores la veían como un entrenador más. Fue un trabajo lento, primero preparar un ejercicio, ver para que sirve como se ha de explicar, luego dirigir el calentamiento, una parte del entrenamiento, proponer trabajos, dirección de partido, etc. Y así poco a poco formar a alguien para que pueda volar por sus medios, ni es fácil ni es rápido, pero es muy gratificante.

La enseñanza de los valores, como el respeto, el no uso de la violencia ya sea física o verbal son responsabilidad nuestra, si perdemos un partido y le echamos la culpa al árbitro le estaremos haciendo un flaco favor a nuestros jugadores, si por el contrario somos capaces de analizar lo que ha pasado y sacar conclusiones y exponérselas a nuestros jugadores o al resto del cuerpo técnico habremos dado un paso de gigante, con esto no quiero decir que los árbitros nunca se equivoquen, lo hacen al igual que nosotros, pero la mayoría de las veces como nos pasa a nosotros no es de forma intencionada, siempre hay excepciones para todo, pero como en la vida misma.

Adolfo Cardete. La Importancia de Tener un Buen Maestro Clica en la imagen para ampliarla

Recuerdo en un partido, con uno de mis equipos infantiles, en el que perdimos en la última jugada, tras una falta que no pitó el árbitro, la falta supuso que el rival recuperara el balón y metiera canasta. El jugador que había recibido el golpe no sancionado me dijo hemos perdido por el árbitro, ha sido falta y no la ha pitado es injusto, etc., yo en ese momento lo que hice fue analizar lo sucedido y darle mi más sincera opinión, creo que ha sido falta, pero hay que tener en cuenta que sólo está pitando un árbitro y ha de estar atento a todo, que tú has intentado romper la presión con bote y contra un 2x1 pasando entre ambos jugadores, cuando si hubieras pasado el balón al compañero claramente desmarcado y con buen ángulo de pase que estaba sólo no se habría dado la falta y hubiéramos salvado la presión. Con solo aguantar el balón nos valía pues ganábamos de uno, y eso es lo que había pedido expresamente, con lo que no justifico que el árbitro se haya equivocado, sino que nosotros también, vosotros porque no habéis hecho lo que he pedido, y yo porque no he debido decirlo de una forma que el mensaje os pareciera convincente. El árbitro que lo escuchó se acercó a nosotros y nos pidió disculpas por no pitar la falta, nos dijo que no la había visto porque le tapaba otro jugador, y que me agradecía lo que estaba haciendo explicando a mis jugadores la situación. La siguiente vez que nos pasó algo similar TODOS teníamos claro lo que debíamos hacer, perdimos un partido, pero ninguno más en idéntica situación y por el mismo error. Si en lugar de analizar y enseñar me hubiera quedado con lo fácil hemos perdido porque fue falta y no la pitó el árbitro, no sólo habría perdido ese partido sino muchos más, y desde luego a mis jugadores les habría pasado lo mismo a lo largo de su vida deportiva, habrían caído una y otra vez en el mismo error.

Por pisar o despreciar a alguien no vamos a lograr dar la vuelta a la situación, muchas veces es necesario hacer un esfuerzo e intentar comprender la situación y a veces sólo a veces pasan cosas maravillosas, recuerdo con un equipo benjamín como en un contraataque uno de mis jugadores se acerca a canasta por la banda sólo acompañado por un defensor que se cae contra el suelo, y mi jugador en lugar de atacar y meter la canasta se para para ver que le ha pasado a su rival y ayudarle a levantarse ( como si estuviéramos en un entrenamiento y fuera un compañero de equipo), todos se quedaron sorprendidos por su gesto, tanto es así que el árbitro le pitó pasos porque dejó de botar el balón y retrocedió sin botar. El rival podía haberse aprovechado, sacar de banda y pasar a atacar, y en lugar de eso nos dio el balón y dejó que nuestro jugador corriera hacía el aro con un poco de ventaja, lo de menos fue si entró o no la canasta, lo mejor fue el gesto de unos y otros, con ese equipo que teníamos cierta rivalidad pues siempre eran partidos muy reñidos surgió una bonita amistad, y nos invitamos mutuamente a diversos torneos y los jugadores de uno y otro equipo comentaban los partidos y se avisaban sobre tal o cual jugador de otro equipo con el que próximamente se cruzarían. Si no enseñamos valores a los más pequeños no podemos pretender que cuando sean mayores los tengan.

Adolfo Cardete. La Importancia de Tener un Buen Maestro Clica en la imagen para ampliarla

Como final me quedo con esta anécdota que me sucedió hace un par de temporadas, jugábamos contra un equipo entrenado por el que había sido el junior del equipo senior en el que yo jugué las dos últimas temporadas casi como jugador-entrenador, (fijaos si ya ha llovido), tenía muy buen recuerdo de él , pues como era muy joven lo “apadriné” y ayudaba en lo que podía, ahora ya era un padre de familia respetable y entrenaba un equipo senior en Autonómica, el caso es que el reencuentro fue emotivo, y tras jugar el partido de vuelta se me acercó y me dijo “sabes Adolfo, esta temporada ha merecido la pena ya solo por los dos partidos contigo”, no me dijo contra ti sino contigo, me pareció una confidencia brutal pues todos los que entrenamos y tenemos familia sabemos el esfuerzo que supone compaginarlo, para mí es el mejor resumen de lo que es el BA-LON-CES-TO.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

ADOLFO CARDETE. Como ser Entrenador y no Morir en el Intento 

ZONA DE ACCESO

Social Media

lineahorizontalv2

Colaboradores

febBA color horizontal ligaendesa2020colab csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal asepreb2019

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria fbclm2019 CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB